Calle Pedro de Villandrado L- 3, A

29601 Marbella, Málaga

+34 951 08 79 70

Atención personalizada

L a V 10:00 - 14:00 y 17:00 - 20:30

Sábados 10:00 - 14:00

quesias gomez dietista

¿POR QUÉ NO ADELGAZO?

Quizás te has hecho esta pregunta más de una vez, sobre todo, si estas en proceso de pérdida de peso. En este post, voy a intentar resumirte, algunas de las causas por las que puede verse interrumpido tu proceso de bajada de peso.

En primer lugar, déjame explicarte que es el metabolismo. Se trata del conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células. Este se encarga de conventir los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales.La velocidad y el sentido en que se producen esos procesos metabólicos están regulados por distintas hormonas que se fabrican por el sistema endócrino, como la tiroxina (que se produce en la glándula tiroides) y la insulina (que se produce en el páncreas)

Puede suceder que hay ciertas sustancias químicas que si no se pueden metabolizar o que si se metabolizan mal pueden causar síntomas graves. Por eso, los problemas del metabolismo deben tratarse y controlarse.

El metabolismo se ralentiza con la edad, sobre todo a partir de los 40 años, ya que al ir perdiendo masa muscular se pierde también la capacidad de quemar calorías al mismo ritmo. Y las mujeres son más propensas a tener un metabolismo lento, porque tienden a acumular más grasa que músculo, al contrario que los hombres.

Es cierto que el metabolismo juega un papel muy importante en la pérdida de peso, como te he mostrado, pero aún hay otras razones que tambíén puede influir en tu proceso.

  • Estrés y ansiedad. De este tema hablamos en el anterior post, que te animo que le eches un vistazo. Y es que, debido al ritmo de vida que llevamos, hemos naturalizado el estar estresado y cada vez más desplazamos nuestros tiempos de autocuidado a un segundo plano . Esto provoca que se eleven los niveles de cortisol (la hormona del estrés). Esta «maravillosa» hormona puede aumentar nuestra retención de líquidos e impedir la pérdida de grasa.

Como consecuencia ,experimentamos lo que se llama el “hambre de tiempo”, que es un tipo de alimentación emocional, asociada a personas que a lo largo del día poseen mucho estrés, y el momento de la comida se convierte en “su único momento en el día”, infravalorando la ingesta y escogiendo normalmente, alimentos menos saludables.

  • Alimentación emocional. Se caracteriza por usar la comida como herramienta de gestión emocional, es decir, para suplir necesidades emocionales . Por desgracia, los alimentos que suelen provocar mayor felicidad, no son los más saludables. Esta felicidad es muy pasajera, y acaba con un sentimiento de culpabilidad.
  • No descansar lo suficiente :Necesitamos al menos unas 7h de descanso efectivo. Además , puede influirnos negativamente un trabajo a turnos o viajes. Todo esto, también muy vinculado con la hormona del estrés que te he comentado más arriba.
  •  Confundir una alimentación sana con una dieta baja en calorías. Existen alimentos muy sanos, pero también, muy energéticos o altos en calorías: frutos secos, aguacate, chocolate puro… Por el hecho de ser sanos, no quiere decir que no «engorden». Todo depende de la cantidad y el computo total del día, pero quizás, estás subestimando esas calorías por creer que es sano. Tenemos que tener claro cual es nuestro objetivo, si simplemente es llevar una alimentación más saludable manteniendo nuestro peso o conseguir un déficit calórico para así poder bajar de peso. Y sobre todo, debemos pensar que no todos los metabolismos son iguales, como te he hablado más arriba, hay personas que asimilan de una manera u otra ciertos alimentos, por ello es muy importante no compararnos y no pretender llevar la dieta de otros simplemente porque aparentemente le ha ido bien
  •  Medicamentos: Algunos como cortisona, antiinflamatorios, antidepresivos, hormonas… pueden afectar a tu proceso, sobre todo en la retención de líquidos.
  • Efecto Set Point. Esto se trata de que el cuerpo se acostumbra a un peso, es como si tuviera una línea base, a la que siempre le gusta volver. Por eso, cuando te pasas un día después de una ingesta “muy acusada” aumentas de peso, pero al cabo de unos días, sin hacer nada especial, vuelves otra vez a tu peso. Por eso, no es lo mismo pesarse después del fin de semana, que antes del fin de semana.
  • Algunas enfermedades o patologías .Muchas veces, detrás de un proceso de pérdida de peso lento, encontramos la razón por la aparición, o no diagnóstico de alguna enfermedad , como puede ser hipotiroidismo, depresión, ansiedad, SOP, linfedemas,etc
  • Fechas especiales. Estas son las más temidas y las que nos damos más licencia para aumentar las ingestas calóricas.Creemos que, para bajar peso, hay fechas perfectas: después del verano, después de las navidades, un poco antes del verano… Pero déjame decirte que eso no es así, más bien , se trata de corregir los malos hábitos de toda una vida. El objetivo, no consiste en llegar a un peso o una talla específica para un momento determinado, sino en adquirir hábitos y conseguir tu objetivo a lo largo del tiempo. En cualquier momento del año puedes mejorar lo que hayas hecho hasta el momento, es cuestión de establecer objetivos realistas y adaptados a ti.

Llegado hasta aquí, decirte que para cada persona podemos encontrar diferentes recursos y estrategias, sólo hay que estudiar cada caso de forma individual. Pero lo más importante, ¡no no te desanimes!… Y recuerda,si quieres puedes, nosotros te ayudamos.

Compartir el post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email